Huracán / Uragano

Huracán
de Tsuki Nankurunaisa y Stefano Carbone

Con solo recordarte
vuelvo a sentir las emociones
que solo viví a tu lado
y me pregunto ¿qué es el amor?

Qué puedo decir de nuevo / Cosa posso dire di nuovo

de Stefano Carbone ¿Qué puedo decir de nuevo que ya no dije con otras palabras? Que el mundo es un lugar inseguro lleno de llanto y aflicción, que ya ni podemos salir de casa sin arriesgarnos a morir, que ni necesitan una motivación (una sonrisa dibujada en tu rostro es suficiente) para condenarnos a muerte.Sigue leyendo «Qué puedo decir de nuevo / Cosa posso dire di nuovo»

Mis plumas / Le mie piume

de Leo Cimar

Quisieron enseñarme a odiar la libertad que no ceso de amar.
Mis plumas fueron el dedo señalando,
el escarnio público,
descosidas en contra de mi voluntad,
a degradación, a estigma.

Micropoema Tραγῳδία

Tραγῳδία
de Stefano Carbone

Me gustaría tenerte aquí,
como si fuéramos Patroclo y Aquiles,
enrollados en una cama demasiado pequeña
para echarnos de menos.

Un momento de pura luz, antes de la tragedia.

Libertad / Libertà

de Nankurunaisa Tsuki

Voz de angustia en mi pecho
cuando pienso en ti
no quiero despertar de esta locura
si solo los prejuicios no me alejarán de ti

Sigo siendo aquel / Sono ancora lo stesso

de Enrique Morte

Quiero pedir una tregua al tiempo
y permitirme recuperar el aliento,
es agotador tener que explicar
la razón subyacente
a mis sentimientos
y el porqué de su intimidad.

Un nombre / Un nome

de Stefano Carbone

Cuánto puede doler un nombre si no lo sentimos nuestro,
y cuánto puede doler un cuerpo que no reconoces,
reflejos de antimateria, oposición astral al ruido cósmico.

Micropoema Mismo latido / Lo stesso battito

Micropoema Mismo latido/ Lo stesso battito
de Stefano Carbone

Me atrevo a cada beso que nos damos por la calle
así, como para destripar separaciones
y me abandono a esta imparable revolución,
como un planeta que osa seguir una ruta distinta
de las que le impongan otras fuerzas gravitacionales.

Jardines de papel glasé

de Marutopia

Recuerdo el verano
en que me vestía con tu nombre
y saboreaba tus labios bestialmente.
Pero ahora tu nombre
arde como metal en proceso.
Arde,
destripándose en mi lengua,
sudada de decepción.

Corazón valiente / Cuore Valoroso

de Stefano Carbone

Siento cada golpe en mi pecho,
a pesar de esta hueca lejanía,
el desgarre del derecho de existir,
tiempo robado a tu vida.